EL BILLONARIO NEGOCIO DE LAS APUESTAS
FUENTE: www.dinero.com

¿Cuál es el negocio legal que en su segundo año de operación aspirar a llegar a ingresos de $1 billón anual? La respuesta son las apuestas deportivas en línea.

Son pocas las compañías colombianas que facturan más de $1 billón al año (hoy US$333 millones). Según el ranking de las 5.000 empresas de Dinero, el año pasado fueron 124.

Este sigue siendo un grupo muy exclusivo al que es difícil llegar, pues en él solo clasifican firmas con muchos años de trayectoria o con negocios disruptivos, como es el caso de los almacenes de descuento D1, que fueron creados en 2010 y cinco años después facturaron su primer billón.

Ese caso récord podría el año entrante ser superado por una empresa de un sector que hasta ahora no tiene representantes en el club del billón.

Se trata de una filial de Corredor Empresarial, un conglomerado que agrupa 28 empresas del sector de apuestas, así como la red de pagos y transferencias de dinero Supergiros. En el ranking de Dinero el año pasado Corredor Empresarial ocupaba el tercer lugar por ingresos (con $280.677 millones facturados en 2017) en el sector de juegos de suerte y azar. Es el concesionario autorizado por Coljuegos para la operación del Superastro, Las Deportivas y BetPlay y, precisamente, es este último el que disparará sus ingresos el año entrante.

BetPlay se dedica a las apuestas deportivas en línea y fue la segunda plataforma en entrar en operación en el país. Aunque las apuestas a través de internet no son una novedad, pues justamente el carácter global de la red de redes permite desde Colombia apostar en otros países, estas eran ilegales, dado que no se hacían los respectivos aportes a la salud, que acá hacen los operadores de juegos de suerte y azar, al tiempo que no había control sobre los recursos que se usaban para apostar.

Esto motivó al Gobierno, a través de Coljuegos, a organizar las apuestas en línea en el país y para eso expidió en mayo de 2016 una resolución que establecía el reglamento para ejercer esa actividad. Así, Colombia se convirtió en el primer país de Latinoamérica en reglamentar este tipo de juegos online.

En julio de 2017 se autorizó la primera plataforma de apuestas deportivas (wplay.co de la empresa Aquila Global Group) y le siguió BetPlay.
Según Fecoljuegos, actualmente hay 16 operadores autorizados en el país, que en conjunto facturaron $112.076 millones en 2017 y $1,1 billones en lo que va de 2018.